Archivo de la categoría: Vivir en unos y ceros

No sé si adiós o hasta luego

Pero el caso es que hoy, cumpleaños de mi andadura bloguera, prieto el petate como se prietan las quinceñeras en sus vaqueros, me lo echo al hombro y cierro con llave. No hay nada especial que me empuje a hacerlo, simplemente que me lo empezó a pedir el cuerpo hace unas semanas y decidí que el día del Aniversario I era un buen día para dejarlo. La efeméride me ha servido de acicate para seguir un poco más sin tener ganas de seguir.

La cosa, de hecho, es bastante sencilla, no tiene misticismos ni lírica: me aburre el blog ya. Las sustancias químicas que se escupen mis neuronas ya no me piden pasarme por aquí a picar paridas, y sí leer, o perderme sin rumbo por las calles de La Latina, o mirar a la pared buscando formas en los grumos del gotelé, o hacer zapping, o echarle de comer a las carpas del estanque del Retiro, yo qué sé.

Eternamente agradecido a mi madrina Rosa, que me dio una alternativa de lujo y me puso en las mejores ferias. Eternamente orgulloso de haber apadrinado a Pepino, hoy figura del blogueo.

Y entre medias, un año que dio para contar muchas historias.

Hasta que nos volvamos a ver (¿quizá pronto?) y si no, bueno, ya sabéis que más tarde o más temprano todos vamos a terminar en el mismo sitio.

Anuncios

Welcome home

arma-blanca.jpg

Una feria de Abril, una miniferia de la Comunidad, unas elecciones autonómicas y locales y tres cuartas partes de una feria de San Isidro después, el arma blanca vuelve a casa. Afilada, por supuesto.

Un mes sin mi trasto

Un mes después, ni sé dónde anda el pobre. Se me están hinchando las corás. Estoy hasta la polla. Nunca compres en Mierdamarkt. O si no que os cuente un colega mío lo del ordenador que se compró y que tenía el disco duro lleno.

Servicio técnico Mierdamarkt: te hacen firmar un papel en el que te advierten de que la devolución del trasto se hará en 30 DÍAS LABORABLES, aproximadamente. Tengo miedo de ni conocerlo cuando me lo devuelvan.

Sin novedades en el frente

Bueno, sí, una: que ya falta menos -digo yo- para que esté arreglado.

Hasta no sé cuándo

Mi plaza me llama y adelanto el regreso al Foro… sin el portátil, cagoendios. Está malito y se ha tenido que quedar en MierdaMarkt. Lástima, ahora que los cobardes y los tramposos se están desperezando. Me halaga que haya un determinado tipo de gente que me odie tanto y me dedique tanta atención, a ellos desde luego que no pretendo caerles bien. Y que sigan especulando, que frío frío: Helado.

A lo que iba, gente: que hasta que me devuelvan el trasto curado puede que se nos eche la miniferia de la Comunidad encima. Tenía interés por contaros cómo va a estar Talavante el día de su confirmación y el día de su presentación en Sevilla, que bajaré a verlo. La última impresión que me llevé del extremeño fue la de un torero zarrapastroso y con el norte perdido, pero confío en que el invierno y ese genio que es Antonio Corbachov -no sobra ninguna ‘v’- le hayan devuelto el sitio. También me interesa mucho ver a El Juli y a ese renovado Manzanares que cuentan: un poquito de por favor, Madrid, fuera rencores y odios y buscarle tres pies al gato haya tres pies o no. A ver.

Lo de Talavante en Sevilla con Castella y Perera puede ser el circo romano, porque imagino que saldrán a arrancarse la piel a tiras.

Luego saldrá el toro y lo joderá todo. Pero de momento tengo una ilusión como no hacía tiempo ni ná. Y ya si me pongo a pensar en el 17 de junio, ni duermo.

Lo dicho, que estaremos un tiempo sin leernos. Os echaré de menos, amigos blogueros. Portaos bien. ¡Mua! (en la mejilla, guarros).

P.D. Tengo un cíber enfrente de casa, igual si merece la pena le daremos de comer al niño… no sé, ya veremos. Que me arreglen pronto el portátil, eso es lo que tienen que hacer.

Mira, frustradillo

No sé quién es más párvulo: si él -por razones más que obvias- o yo, por seguirle el juego. En cualquier caso, ahí dejo este vídeo para que algunos se enteren de que todavía no ha nacido el Escolar al que le tenga que robar los titulares. Qué tontería, Dios mío, qué tontería. Y qué ganas que me tiene el pobre, qué envida y qué frustración. Y cuánta mediocridad, y cuándo odio. Y qué valiente. El enlace lo tendréis que buscar en el ranking de los blogs menos visitados, que aquí no.

El en segundo 50 del vídeo, más o menos, está el tomate.

Hala, venga, todos a hacer el test

¿Qué te parece, Pepino? La bola de nieve ha llegado a las altas esferas.