Nueva conversación en la catedral

Dios a la hora del bermú vermú de un lunes de marzo. Entra, fea costumbre, sin llamar.

-Cuchillo.

-Altísimo.

-Qué…, bien, ¿no?

-Bien, bien, contento.

-Para que luego digas.

-Para que luego diga qué.

-De mí, que me pones a caer de un burro.

-Nada, Divinidad, nada, si eso son frases hechas que salen con el piloto automático puesto. Me gustan porque son muy expresivas. Por cierto, de usted, si no le importa.

-No tiene nada que agradecerme entonces por lo de esta mañana.

-No.

-¿Pero no estaba contento?

-Sí, mucho, pero que no le tengo que agradecer nada.

-Estoy a tiempo de pegarle un soplido a su castillo de naipes.

-Hágase su voluntad.

Y como vino se fue.

Anuncios

5 Respuestas a “Nueva conversación en la catedral

  1. Esta vez soy yo la que se sabe la historia…
    😀
    Dile que de soplar nada, ¿eh?

  2. Cuchi, tú que hablas con Dios, pregúntale a ver si va a mandar la inspiración a Morantito este año, sólo un poco más a menudo, anda…

    Un abrazo.

  3. Pero bueno… mira quien ha vuelto o más bien nunca se fue!!!!
    A ver si me cuentas algo de tu vida más allá de hablar con dios (sí con minúsculas) todos los días!!!

  4. ¡¡ Coño… Cuchi….!! Seguro que “alguien” te ha zarandeado para que vuelvas… y no creo que sea el tal dios. De todas maneras…. es una gran “sastifación” -como diría el diputado guantanamero- volver a leerte. ¡Ah!.. y vermú es con ..”v” Perdona la correción.

  5. Cierto, cierto, vermú es con be baja. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s