José Tomás

Al José Tomás abusica le he dado lo suyo y se lo seguiré dando cuando vuelva a las andadas, pero hoy ante el Maestro toca arrodillarse y bajarle la bragueta, esa que esconde las bolsas escrotales más grandes de la historia reciente (y remota) del toreo.

José Tomás ya no torea con la perfección de su trienio cabal (Zabala dixit) ni creo que lo vuelva a hacer; a cambio, convierte cada lance y cada muletazo en una cuestión de vida o muerte. No creo que a JT se le haya olvidado torear “perfecto”, simplemente que le ha dado una vuelta de tuerca a su tauromaquia, más abstracta, menos dominadora, de mayor ajuste y, sobre todo, de un dramatismo brutal. A mí me gustaba más lo otro, el muletazo kilométrico, limpio y para adentro, pero esto del Tomás encroquetado en sangre y arena también tiene su gracia (su morbo más bien).

Lo de Madrid no ha sido, sin embargo, JT versión croqueta, sino JT versión puedelotodo y valiente hasta la extenuación. No ha habido volteretas ni apenas atragantones, y sí mucho ajuste milimétrico y terrenos de escalofrío.

Con un viento canalla, Tomás se ha ido con sus dos toros a los medios y ha bajado la mano casi hasta desollarse los nudillos en la arena: así es como menos molesta el viento, y no buscando cobijo cuatro pasos más adentro del tercio (¡Moranteeeeee!), donde los toros se acaban antes.

Ya que digo Morante: pocos discutirán que su capote está a años luz del de sus compañeros; hoy me he dado cuenta de que los trincherazos de JT, más recortaditos que la media, son los mejores del escalafón.

A estas horas del día no he leído todavía una sola opinión de lo que pasó ayer en Las Ventas. Sí que tengo claro que el que le ponga pegas a este triunfo histórico de Tomás, hará un ridículo tan grande como el que hacen los tomasistas ultras, los que, por ejemplo, ovacionaron extasiados y en pie un quite por gaoneras bastante discreto. Tampoco termino de entender eso de volverse loco por unos estatuarios, que por muy estatuarios de José Tomás que fueran –y que se llevan lo suyo con el resto-, no dejaban de ser estatuarios. Hay mucho de sugestión colectiva en las actuaciones de Tomás.

El blog sigue muerto, pero hoy había que escribir aunque fuera de urgencia y mal.

P.D. Alquilo mi pase de prensa para el día 15 por 3.000 euros. Lleva foto, así que los interesados tienen que llevar gafas y barba y ser bastante guapos.

Anuncios

10 Respuestas a “José Tomás

  1. A pesar de tu muerte bloguera sabía que hoy escribirías -resucitarías-, lo primero que hecho al llegar al curro ha sido abrir tu blog. Yo no pienso escribir nada, entre otras cosas porque sigo más feliz que un hippy en woodstock ascendido en la nube de la sugestión y no tengo nada que aportar (ya te digo que sabía que tu ibas a escribir).

  2. Capulloooooooooooooooooo. Vuelves y no nos dices nada. Menos mal que tengo “googlereader”, que si no.
    Por cierto, me siento privilegiada porque ya sabía toda tu opinión antes que nadie 😀

  3. Pingback: Rosa J.C. » Blog Archive » Cuchillo is back!

  4. La condesa de Estraza

    Pues yo hasta el último párrafo me sentía la tía más ‘japy’ de mundo pues pense que este vuelta era definitiva. Cuchillo: vuelve.
    Me pasa lo mismo que ati, yo aún no he visto ni un video, ni leído un ártículo ni una crónica, no he escrito todavía una palabra, no sé, es que No me lo pide el cuerpo.

  5. La condesa de Estraza

    Ah, vuelvo para decirte que te voy a enlazar en depezón y azuzaré a mis muchachos para que te breen a visitas.
    Escribe algo, coño.

  6. Tengo barba, y lo de las gafas y la belleza sabes que no es problema.

    Lo de la pasta,…salgo inmediatamente para la casa de campo, en un par de noches solucionado.

  7. Cuchillo, exactamente lo que hablamos al salir de la plaza…triunfo incontestable, pero con matices.

    Un abrazo, tío, y un placer saludarte el otro día, en pleno éxtasis.

  8. Vuelve definitivamente de una puñetera vez 😉

    Yo no opino del marciano, eso o se tiene la suerte de verlo en directo o mejor callarse

  9. Cuchillo, yo si me atrevo a ponerle un pero: la forma de matar al primer toro fue algo horroroso. Si se decide por el topomocho, que lo haga sin muleta al estilo José Galán, además esa imagen encunado es la que han cogido muchos periódicos para ilustrar su enormidad. Sólo por la fea forma de matar no se merecía apendice alguno.

  10. de lo que lei sobre LA tarde , seguramente de lo mas sutil . pero tambien de lo mas corto y derecho.
    lo pondré en mi pagina con su permiso.

    ludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s