¿Y adónde va usted, Rafael?

Ir a ver a Morante también era a ir a ver a Rafael, con su melena cana y su sombrero cordobés calao en desnivel, sus pasitos también en desnivel ayudados por el bastón, andares con aire de paso del Cachorro por el callejón, el cigarro para que no destiñan las canas, la barba para esconder qué.

Que aquello no tenía ni pies ni cabeza, ya. Pues por eso. ¿Morante con la casa Chopera, con los Lozano? ¡Vamos, hombre! José Antonio y Rafael eran como el negro y el rizos de No me chilles que no te veo. Pues por eso.

 

Foto robada a Iván de Andrés.

Anuncios

5 Respuestas a “¿Y adónde va usted, Rafael?

  1. Menuda mierda. Yo quería a este dúo dinámico de callejón en callejón.

  2. Pienso que Morante, saldrá beneficiado

  3. La condesa de Estraza

    Es que quieren meter ahora la pelota los grandes jerifaltes del toreo en el filón Morante y deshacer esta pareja sin par? Si es así: buitres.

  4. Era el final de una historia anunciado. No podía ser que Paula le llevase las contrataciones y demás. Para acompañarlo en el callejón y decirle cosas, fenómeno. La cantidad de imágenes que se han perdido por esos callejones…

  5. Pingback: Ahora el Prozac es para nosotros « Cuchilladas D. C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s