Betis-Nástic

Me desesperan Abellán y Valdefresno: es como ver un Betis-Nástic de dieciseisavos del final de la Copa del Rey. Embistió mucho el tercero, pero como un robot. Abellán pegó medio millón de pases robóticos para corresponder. Me da cosa reprocharle nada a Castella, porque no hay tarde que le haya visto en la que no haya salido a darlo todo. Sin embargo, dos orejas por una faena sustentada en media docena de adornos puntuales me parece una pasada. Faltó toreo del güeno. Me da pena lo de Perera: a nadie como a él le hacía falta este San Isidro. Me jode que Nicolás Fraile pueda ir por ahí presumiendo de que “Castella salió a hombros con mi corrida”. Ya, pero es que un manso toreable no es precisamente lo que busco yo cuando me siento en una piedra tan caliente que me deja el ojete como un donete (pareado). Menos mal que el discreto Ramón Calderón iba a quitar el sol de los tendidos de sol. Ah, y unos tentaderos con Joselito y con José Tomás que nos iban a regalar también, y… ¿A quién váis a votar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s