Recorriendo la senda de don Eugenio

Unos iban a escuchar el nocturno para piano de Chopin; otros, una copla de la Pantoja. Y se encontraron con un concierto de AC/DC. Si después de ésto alguien en el pueblo va a sentir la necesidad de persignarse con urgencia a mi paso, habré cumplido mi objetivo. Ya está bien de cacatúas resoba-tópicos con crestas de gomina. Paso a los tintes de colores para el pelo y al café con cafeína.

Toco de oído, pero más o menos uno de los temas sonó así. La peña pregunta, Carmen responde:

– ¿Qué opina usted de la ministra Narbona?

– Estoy de acuerdo con ella. Sí, sí, sí, hay que prohibir ésto.

– No entiendo… entonces, ¿por qué escribe usted un libro como Lupe, el sino de Manolete?

– Lo que veo hoy no tiene nada que ver con el espectáculo del que yo estaba enamorada en los años sesenta. Para lo que hay hoy, mejor prohibirlo. Estoy casi convencida de que en mi evolución vital me acabaré convirtiendo en antitaurina, como le ocurrió a Eugenio Noel.

presentacion-lupe-bibliotec.jpg

Anuncios

2 Respuestas a “Recorriendo la senda de don Eugenio

  1. Me encanta la mirada que cruzais.

  2. GENIAL, molais los 2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s